Jul 3 2014

Recuperación

espelhoLa escucha interior. Hoy me dí cuenta de que hace ya bastante tiempo, vengo teniendo una relación de mayor aceptación de mí mismo. Esto se da sobre todo, a través de diálogos internos más amenos y amigables. Es como si, después de un largo tiempo de auto-exclusión, estuviera ahora finalmente anidándome en la persona que soy. Aceptando ser el ser que soy.

Y para esto ayudan algunas preguntas como: ¿Quién soy? ¿Cómo soy? ¿Cómo acostumbro funcionar? En todo esto, la literatura y la poesía han tenido y siguen teniendo un papel fundamental. Uno se va distanciando de lo que nos extrañaba, y familiarizándose con lo propio y real. Dejando las teorías y las abstracciones por la vida. Es muy lindo.


Jun 5 2014

Escribiendo

writingEscribiendo organizo mi mundo interno, y el externo también ocupa su lugar. Todo es como debe ser — o mejor dicho, me doy cuenta de que todo es como debe ser — cuando escribo. Escribo aún cuando no estoy escribiendo. Recupero la sensación de mi identidad, la perspectiva de la historia de mi vida, los valores que me animan y le dan sentido a mi existir.

Las personas que forman parte de mi núcleo interno, debido a sus cualidades. Las redes de las que formo parte. La realidad que se muestra más allá de lo teórico y de lo ideológico.

Todo se muestra, todo se muestra a mis ojos cuando escribo. Por eso escribo aún cuando no estoy escribiendo. Estoy leyéndome en la escritura del mundo.

Tomo distancia de las máscaras sociales que se me fueron pegando a la piel. Aprendo a olvidar la forma de recordar que me enseñaron, como dice Fernando Pessoa.

Por eso lo poético y lo literario se me figura que son los territorios más libres (o dos de los territorios más libres) de la existencia. Inclusive porque ellos humanizan la naturaleza y el cosmos, y nos hermanan con todo lo que existe.


May 22 2014

Literatura y poesía

escribir¿Cuántas veces lo he dicho? ¿Cuántas más aún lo repetiré?Poesía y literatura son reinos eternos.

Sin fronteras de ideologías o de clases sociales. Aquí confluyen lo humano y lo más que humano.

La belleza nos convoca y nos reúne. Los reinos unitivos del amor nos entrelazan con el tiempo fugitivo.


Dec 29 2013

Merodeos literarios

cortázarDesde hace ya varios días, vengo rondando algunos de mis libros. Como una abeja que no se decide en qué flor va a bajar. Graciliano Ramos (Alexandre e outros heróis) es quien vence esta dispersión o dificultad de concentración. Sus historias del sertão consiguen atraparme algunas noches y me dan un descanso entretenido e ingenioso. El Diario de Andrés Fava, de Julio Cortázar, consigue el mismo efecto, de otro modo. Raramente consigo leer un texto de Cortázar demasiado largo.

Es de una densidad muy grande. Hay algunas frases suyas que tienen la virtud de detenerme por completo. Días atrás, estuve acechando los libros en los estantes de la biblioteca de la sala. Es una operación que se repite con cierta regularidad. En estas pasadas de vista, cada libro, cada autor o autora, me traen reminiscencias de quién me los hizo conocer, cuándo, en qué circunstancias. Esta mañana, y también ahora al comienzo de esta tarde calurosa nordestina paraibana, me entretuve leyendo el primer capítulo de un libro de Cortázar, Clases de Literatura, en el que habla sobre el tiempo.

Escuchar Cortázar sobre el tiempo es algo muy interesante. Leí también un capítulo de un libro de Cronin, O jovem trovador. La lectura de los libros de Cronin acostumbra llevarme a un espacio muy singular.  Es una suerte de lugar atemporal, que se me figura sea el terreno de lo poético-literario en sí mismo. Me olvido de todo, de cualquier problema o dificultad, pequeña o grande, que pueda tener. Funciona como un elixir de la juventud.


Sep 7 2013

La vida como producción poético-literaria

La literatura y la poesía ofrecen la posibilidad de que la persona recupere su dimensión colectiva, su dimensión social, comunal, comunitaria. En las narrativas literarias, podemos redescubrirnos en aspectos de nuestro ser que escapan a la atención cotidiana, frecuentemente obstruída por el objetivismo dominante en la cultura occidental. Vemos el mundo externo y el interno, de maneras nuevas, renovadas. Nuestra conciencia infantil, ese estado perceptivo puro con el que todo ser humano comienza su vida, y en el cual reside el potencial activable de la unidad con Dios, de la comunión con todo lo que existe, puede ser reencontardo en la literatura y en la poesía.

El encuentro con  los textos literarios y poéticos oferece esta posibilidad.  En la medida en que en ellos existe lo que es gratuito, lo que viene pasando de generación en generación, desde distintas culturas y países, la persona puede irse redescubriendo más allá de los prejuicios, más allá de las ideologías, de las diferencias de clase, y, sobre todo, más allá de la fragmentación que el capitalismo impone –o trata de imponer– en el interior de la persona, bien como en su universo relacional.

Obviamente que aquí nos referimos tanto a las dimensiones activa como pasiva del ejercicio poético-literario. Es decir, tanto el sumergirse en estos mundos como lectores y lectoras, bien como en la creación de mundos desde la producción de textos. La vida como producción poético-literaria.