Impresiones

Rolando Lazarte

Hacía días que no ponías una línea en un papel. Mejor dícho, era como si las palabras se hubieran quedado acurrucadas en algún lugar. Ahora, el tiempo parece aún contenido en algún hueco del universo. Sin embargo, ensayas estas tímidas palabras, que vengan a ver si tienen algo para decir, y si no, que vuelvan al silencio. Esta mañana pensabas cómo sería estar escuchando un canto de pájaro por primera vez. Estabas escuchando el canto de un pajarito, y te llegaba como si fuera la primera vez. No era la primera vez, pero te sonó como si fuera. Todo parecía  estar siendo visto por primera vez. Hay uno instantes virginales que de pronto vuelven. Ahora la tarde va pasando despacito. ¿Adónde irá la tarde, a la tarde?


Comenta aqui!